feria-real-agosto-antequera-1
Real Feria de Agosto en Antequera

Los orígenes de este evento ferial se remontan al año 1748, fecha en la que el rey Fernando VI concedió a la localidad de Antequera (Málaga) el privilegio de celebrar anualmente esta feria. La inauguración del alumbrado oficial marca el inicio de la Real Feria. 

Seis días llenos de alegría y color, con dos ambientes claramente diferenciados, la 'Feria de Día' que se vive en locales del casco urbano acondicionados por asociaciones y cofradías, y la 'Feria de Noche' que se desarrolla en el recinto ferial.

Con el transcurso de los días, numerosos espectáculos contribuyen a la diversión de los ciudadanos: actuaciones musicales, interpretaciones humorísticas, exhibiciones de enganches de caballos, actividades dirigidas al público infantil…, completando así una agenda de lo más variada y entretenida, que culmina con la explosión de fuegos artificiales en la última noche de la Real Feria de Agosto de Antequera.

En los días previos, como preparación del ambiente festivo que se avecina, tienen lugar diversos eventos, entre los que destacan los pregones: el convocado por la Peña Taurina 'Los Cabales' y el Pregón Oficial de la Feria Real.

1748: El origen de la Real Feria de Agosto y su transformación

feria-real-agosto-antequera-2
Los toros en el origen de la Real Feria de Agosto de Antequera.Fotografías: El Sol de Antequera

De 'Real' nos queda hoy en el recuerdo el doble título dado por los monarcas Fernando VI en 1748 y en 1793 por Carlos IV, quienes fijaron del 20 al 22 de agosto para la venta de mercancía. Luego en 1856 surgió la de Primavera para compartir la respuesta de venta del sector agrícola y ganadero. De todo ello, Agosto se ha ido transformando en unas fiestas veraniegas con ambiente en las casetas, duplicidad de escenarios en el Centro y en el Recinto Ferial, y gran peso de las actuaciones musicales. Se queda en lo auténtico, el intento de concurso nacional de porra antequerana y los de vestimentas típicas, así como el Pregón, el Cartel y la Regidora y sus manolas.

Así, Ángel Guerrero recogía en uno de sus artículos publicados en estas páginas que Fernando VI había efectuado a la ciudad la 'Real concesión de una feria a celebrar los días 20, 21 y 22 de agosto, a instancias del Cabildo Municipal y de los fabricantes de mantas y bayetas'. 

Todo vino por la necesidad que observó el Ayuntamiento de Antequera en el sentido de promover la posibilidad de que los antequeranos se abastecieran de mercancías que, normalmente, no existían en la ciudad.Posteriormente, se transformó en un punto de intercambio entre las diversas producciones antequeranas y las necesidades que la ciudad experimentaba, hecho por el que se interesaron, como indicamos, los fabricantes de mantas y bayetas.

Pero sucedió que, una vez concedida esta feria, 'el vecindario se quejaba de ella por las extorsiones y molestias causadas por la forastería', a causa de lo cual la Feria se suspendió durante varios años.

Luego se comprendió que eran mayores los beneficios que las molestias que se pudieran ocasionar a unos pocos de vecinos y volvieron las autoridades locales a andar todo lo desandado hasta conseguir que el 2 de agosto de 1793, el Rey Carlos IV, concediera al Cabildo Municipal de Antequera el privilegio de nuevo de Real a la feria que se celebraba en nuestra ciudad entre los días 20, 21 y 22 de agosto.'Y tan buen resultado dieron esas Ferias, tanto facilitaron los fines propuestos de intercambio de mercancías, que, unos años después, las fiestas de Antequera se incrementarían con la Feria de los días 31 de mayo y 1 y 2 de junio'. 

feria-real-agosto-antequera-3
Caballistas en la Real Feria de Agosto de Antequera

Fue el 24 de abril de 1856, cuando, según reproducción literal de un documento municipal, el Ayuntamiento Constitucional de esta Ciudad, deseoso de promover por todos los medios posibles el bien estar y el fomento de los intereses de sus administrados, considerando ser uno de los más a propósito multiplicar las transacciones mercantiles, y proporcionar elementos de vida y prosperidad la industria y la agricultura, ha solicitado y obtenido del Gobierno de la Provincia autorización para celebrar una feria anual en los días indicados, sin perjuicio de la que por concesión antiquísima tiene lugar del 20 al 22 de Agosto'.

Y consultando sobre los sitios convenientes para establecer 'ha elegido para el mercado el Cerro de la Cruz y hazas de la cañada de la pólvora que por su proximidad  a la población y el excelente aguadero de la acequia alta ofrecen cuanta comodidad pudiera apetecerse; y para la colocación de las tiendas y efectos de lonja da la Trinidad, Cruz Blanca y calle Lucena, hasta las esquinas de Madre de Dios, puntos cuya situación presentan todas las ventajas posibles. La circunstancia de ser dicha feria libre de derechos y la hermosa estación en que ha de verificarse, inspiran a la Municipalidad la esperanza fundada de que la concurrencia será tan brillante como desea, y las especulaciones y negocios tan útiles como se propone', ratifica el 24 de abril de 1856 el alcalde Francisco Joaquín de Aguilar, siendo secretario Joaquín de Lara.

Publicado en www.elsoldeantequera.com

Programa de Actos - 2019

feria-real-agosto-antequera-6
Los caballos protagonistas de la Real Feria