fiestas-san-vicenmte-martir-albelda
Cabezudos en las Fiestas de San Vicente Albelda

El municipio oscense de Albelda celebra fiestas en honor a San Vicente Mártir el 22 de enero, festividad del santo nacido en Huesca.

El fin de semana más próximo, y dentro de estas fiestas de invierno se recuerda, programando actos tradicionales, a San Antonio Abad y San Sebastián, santos que en su día tuvieron sus propias fiestas.

Del programa de actos del sábado, día central de las fiestas, destaca la romería a la ermita de San Sebastián donde se celebra la misa y al finalizar se reparte 'panadons i barrera'.

fiestas-san-vicente-martir-albelda-1
Noche en Albelda con Luna Llena

A continuación tiene lugar la bendición de animales en la plaza Mayor, organizada por la Associació de Mossos i Carreters de Albelda, rememorando el tradicional acto del día de San Antonio Abad, donde los asistentes degustan los dulces y el moscatel. Al mediodía las campanas de la Colegiata de san Vicente Mártir repican al tiempo que se disparan cohetes y los cabezudos salen a recorrer las calles albeldense. Por la noche se enciende la tradicional hoguera de San Sebastián a la que le sigue la verbena.

En el día 22, festividad de san Vicente Mártir, se centran los actos religiosos, además de la animación infantil y la verbena fin de fiestas.

Ermita de San Sebastián

fiestas-san-vicente-martir-albelda-2
Ermita de san Sebastián en Albelda

Ya existía en el año 1585 y estaba al cuidado de un ermitaño. Todo el conjunto está hecho en mampostería, a pesar de que también se utilizó el ladrillo para construir las pilastras, los arcos interiores y las esquinas y cornisas de la fachada oeste. El edificio presenta una planta central en forma de cruz antes cubierta por una bóveda de cañón sobre dos arcos torales que delimitaban una bóveda de lunetos en el espacio central. Estas bóvedas se deterioraron y acabaron cayendo, dejando visible la cubierta a dos aguas. Los brazos laterales tienen sendos altares, cuya construcción puede fecharse a finales del siglo XVII o a principios del XVIII. Tanto el altar mayor como la pared de la cabecera parecen obra posterior al resto del conjunto.

Publicado en http://albelda.es/