fiestas-lustrales-cristo-misericorida-garachico-1
Desfile de Carrozas en las Fiestas Lustrales Cristo de la Misericórdia en Garachico

Las Fiestas Lustrales del Santísimo Cristo de la Misericordia, las únicas de carácter lustral que se celebran en la isla de Tenerife, se celebran cada cinco años, los terminados en 0 y 5, en la villa y puerto de Garachico en la provincia canaria de Santa Cruz de Tenerife.

Estos festejos tienen su el punto culminante en el acto de los Fuegos del Risco el 1 de agosto, a partir de las 21:45 hora, cuando se lanzan bolas incandescentes por la ladera abajo en una recreación que rememora los instantes en los que todo cambió para siempre en este pueblo. en 1706.

Garachico es un pueblo del que aprendimos una lección: cómo renacer tras ser arrasado por una erupción volcánica igual de magnífico, o más que antes. El volcán de Trevejo y sus lenguas de fuego y lava engulleron todo lo que encontraron a su paso en 1706, incluyendo los edificios y el puerto de la localidad.

Ahora, y cada cinco años, Garachico recuerda aquella efeméride con la tradicional celebración de los Fuegos del Risco, una ocasión única para imaginar el drama que pudo suponer aquel hecho. Espectaculares fuegos artificiales junto a bolas incandescentes que se lanzan ladera abajo rememoran los instantes en los que todo cambió para siempre en este pueblo. La última vez que se celebraron fue en 2010, y vuelven de nuevo en 2015.

Es una festividad cuya celebración tiene siempre una distinción especial, un desarrollo que nada se parece a la de San Roque. La del Santo, multicolor y bullanguera; la del Cristo, comedida y con un selecto programa de actos situado en el polo opuesto de la anterior. Cierto que en las décadas más recientes, por un afán de unificación, la fiesta del Cristo se ha visto desplazada de fecha y con un programa común con la de San Roque.

De las carrozas se han llegado a escribir que son las más hermosas de España. La afirmación, aunque pueda no ser compartida, pone de manifiesto la idea que se tiene de su belleza singular. Para la cabalgata garachiquense se trabaja desde muchos meses atrás porque nadie quiere improvisaciones, sino mantener la altura artística que ya desde tiempos muy lejanos defendieron con ahínco los primeros carroceros de Garachico.

fiestas-lustrales-cristo-misericordia-garachico-4
Desfile de Carrozas en las Fiestas Lustrales de Garachico

Por lo que respecta a los Fuegos del Risco, no son mejores ni peores que los ofrecidos en otros lugares; lo que en Garachico impresiona y sobrecoge es el escenario. Se queman los fuegos en la bahía circundada por altas montañas que ofrecen un eco estremecedor. En tal anfiteatro es el fuego quien domina, quien reina, llevando a la mente de todos el recuerdo de la erupción volcánica de 1706, tan triste y despiadada con la Villa, a pesar de lo cual se le revive en un espectáculo impresionante, multicolor y fantasmagórico. Este acto  tiene lugar cuando la imagen del Santísimo Cristo llega a la explanada del muelle en procesión.

Esta muestra de fuegos de artificio rememora aquella histórica erupción volcánica que arruinó siempre el monopolio económico de la Villa y Puerto. El arte de la pirotécnica se encarga también de producir la extraordinaria exhibición junto al mar, que aquí se le conoce con el nombre de 'Fuegos acuáticos'.

Origen de las Fiestas Lustrales

fiestas-lustrales-cristo-misericordia-garachico-2
Los Fuegos del Risco en las FiESTAS LUSTRALES de GARACHICO

La erupción volcánica del volcán de Trevejo con sus lenguas de fuego y lava engulleron y arrasaron todo lo que encontraron a su paso por la Villa y Puerto de Garachico en 1706, incluyendo edificios y puerto. Instantes en los que todo cambió para siempre para l@s garachiquense.

Estas fiestas, que tienen lugar cada cinco años. con la tradicional celebración de los Fuegos del Risco, recuerdan aquella efeméride de 1706 durante la erupción volcánica del Trevejo, en la que todo cambió para siempre en este pueblo. Hasta el año 1948 se celebraron ininterrumpidamente. En el mes de octubre de 1954 se recuperaron, con dos actos fuertes: las carrozas y los Fuegos del Risco. Se vuelven a interrumpir y tienen lugar de nuevo en el año 1970, con carácter lustral, celebrándose los años terminados en 0 y 5, hasta la actualidad, pero pasando su celebración al mes de julio, pues siempre llovía en octubre, y el ac to de las carrozas y los Fuegos del Risco, quedaban deslucidos por las inclemencias del tiempo.

Cristo de la Misericordia de Garachico

fiestas-lustrales-cristo-misericordia-garachico-9
Imagen de Cristo de la Misericórdia de Garachico

El Santísimo Cristo de la Misericordia es una escultura que representa a Jesús de Nazaret crucificado que se venera en la Villa de Garachico al norte de la isla de Tenerife. El Cristo fue moldeado mediante la técnica en pasta de maíz, papelón, tintes vegetales y madera, que se incluye en los llamados 'Cristos de Maíz', por los indios Tarascos de México, lo que se llama Tatzingüe.

El Cristo de la Misericordia pende de una cruz de madera y tiene las tres potencias de oro en su cabeza. La imagen se venera en la capilla de su mismo nombre en la Parroquia de Santa Ana en Garachico. Cuando la imagen es sacada en procesión se coloca en otra cruz, esta vez de madera revestida de plata.

Los indígenas de la región mexicana de Michoacán, los purépecha (llamados tarascos por los conquistadores españoles), elaboraban las esculturas de sus dioses prehispánicos mediante esta técnica.​ La finalidad era la ligereza de este tipo de esculturas para poder llevarlas al campo de batalla, durante las guerras intestinas de los diversos pueblos nativos de México.

Con la llegada de los españoles, se prohíben realizar estas representaciones paganas, pero la técnica sobrevive aunque ya adaptada a la nueva religión traída por los colonizadores. A partir de aquí se comienzan a elaborar mediante esta técnica imágenes de Santos, Vírgenes y sobre todo de Cristos. Hubo una gran importación de estas imágenes a España, y especialmente a las Islas Canarias, debido a que este archipiélago español era y es 'puente de unión' entre tres continentes: Europa, África y América.​

fiestas-lustrales-cristo-misericordia-garachico-1
Cristo de la Misericórdia y San Roque procesionando juntos en Garachico

Se sabe que el Cristo de la Misericordia fue originalmente venerado en la capilla de la Soledad de Garachico, y por este hecho fue inicialmente llamado Cristo de la Soledad.​ No se sabe el año exacto de su llegada a la isla de Tenerife, pero se estima en torno al 1588, fecha de la conclusión de la citada capilla de la Soledad. Según esto, el Cristo sería elaborado en la región michoacana en torno al 1547.

Curiosamente, del mismo modo que el Cristo del Planto en la isla de La Palma, la imagen del Cristo de la Misericordia salió también en 1659 en una procesión de rogativa para atajar una plaga de langosta que asoló varias islas.1​ Pero el milagro atribuido a su intercesión más famoso y recordado sucedió el 5 de mayo de 1706, este día explotó el volcán Trevejo y arrasó con el antiguo puerto de Garachico. La imagen del Cristo fue sacada en procesión y la erupción paró milagrosamente ante el asombro de los allí presentes.

La talla ha sido sometida a diferentes restauraciones a lo largo de los siglos, algunas menos acertadas que otras. Así en 1666 se lo repolicromó, al igual que ocurrió en 1762.

En las últimas décadas del siglo XX fue de nuevo intervenido por un imaginero de la isla. Estas actuaciones han configurado la visión actual de la imagen, algunos detalles del paño de pudor realizado en telas encoladas guardan cierta similitud con los del Santísimo Cristo de La Laguna, venerado también en Tenerife y que ejerció una notable influencia en la confección de los Cristos isleños.