fiestas-san-pedro-alcantara-arenas-san-pedro
Fiestas de San Pedro de Alcántara en Arenas de San Pedro. Fotografía: Tietarteve

Arenas de San Pedro, en la provincia de Ávila, tiene como Patrón a San Pedro de Alcántara, santo que murió en octubre de 1562 en la enfermería del convento de la Orden de Frailes Menores de Arenas, llamado entonces de San Andrés del Monte.

Además de los actos típicos de las fiestas patronales se realiza una peregrinación al Santuario, que se encuentra a tres kilómetros del pueblo, con afluencia de miles de personas, algunas a caballo, durante todo el día, llegando el momento de mayor participación a la hora de la Procesión por el 'Campillo del Santo', que recorre los antiguos eremitorios o estancias de oración de los frailes, algunos a penas de un metro de alto y dos de ancho.

El franciscano San Pedro de Alcántara, dedicó los últimos años de su vida al retiro y la vida contemplativa en una vieja cabaña de caza en la Hoz de San Andrés donde Alfonso XI solía cazar, fundó un convento que fue sede canónica de la comunidad de franciscanos descalzos de San Andrés del Monte.

La vida ejemplar del santo hizo que muchos peregrinos visitasen su tumba, siendo origen de esta actual romería de otoño.

Esta jornada festiva es la antesala de una serie de actos lúdicos que en los días sucesivos tendrán lugar en Arenas de San Pedro de los que destacan los espectáculos taurinos, los bailes populares y los tradicionales pasacalles de los Gigantes y Cabezudos.

Santuario de San Pedro de Alcántara

fiestas-san-pedro-alcantara-arenas-san-pedro
Santuario de San Pedro de Alcántara en Arenas de San Pedro. José Luis Filpo Cabana

Fray Pedro de Alcántara mandó levantar un convento de pequeñas dimensiones junto a una pequeña ermita dedicada a San Andrés del Monte, para que los frailes dispusieran de un espacio para dedicarse a la penitencia y la contemplación. Debido a la temprana muerte de San Pedro el convento se convirtió en un centro de devoción para gente que acudía de todos los rincones de la península.

En el siglo XVIII se levanta el complejo que podemos ver hoy en día. Se levantó la Capilla Real aneja a la iglesia conventual. La capilla es de planta ortogonal y pilastras de mármol que sostienen una espectacular cúpula. Un exterior de marcada geometría cercana a la arquitectura neoclásica, que debido a su gran belleza fue declarada Monumento Histórico-Artístico Nacional en 1972.

El Santuario posee varios Museos:

  • La Sacristía, de una gran austeridad.
  • La Sala alcantarina.
  • Los Claustros
  • El Mueso Franciscano de arte sacro.
  • El conjunto también alberga una Biblioteca, el Archivo Conventual.

Todo ello conforma un precioso conjunto que no podéis dejar de visitar si venís a visitar la comarca.

Publicado en www.elsequero.es