fiestas-virgen-vinas-aranda-duero
Inicio de las Fiestas Patronales de la Virgen de las Viñas

En la segunda semana de septiembre tenemos la oportunidad de hacer bueno el dicho de 'Aranda de Duero, Tierra de vino y cordero'; es el momento de sus Fiestas Patronales en honor a la Virgen de las Viñas. Estas Fiestas giran alrededor del toro y sus principales actos se inician con el llamado Cañonazo y el tradicional pregón y finalizan, nueve días después, en la  Plaza Mayor con el Entierro de la Sardina y la Gran Traca Fin de Fiestas.

Las fiestas que tienen diez días de duración, se inician el viernes anterior al segundo domingo de septiembre finalizando el domingo siguiente. El domingo posterior al 8 de septiembre tiene lugar el Día de la Función. jornada dedicada a la Patrona de la localidad cuya imagen se encuentra en el Santuario de Ntra. Sra. de las Viñas, edificio del siglo XVII que se ubica al norte de la ciudad sobre una pequeña colina que preside el parque del mismo nombre. De los actosa de este día destacan la solemne Misa y la Procesión.

En estas fechas se abren al público las bodegas subterráneas y hay un desfile de Gigantes y Cabezudos. Coincidiendo con las Fiestas Patronales, y dentro de su programación, se celebra el Concurso Internacional de Artistas Callejeros, en la modalidad de Minos.

Verbenas, conciertos, pasacalles, actuaciones infantiles... completan un programa de actos para el disfrute de todos los públicos, del que sobresalen los actos taurinos. Existe la tradición, recuperada en 2004, de que una serie de jóvenes de Aranda, conocidos como ramaleros, hacen la función de arrastrar las reses muertas dentro de la plaza. Previamente han salido desde la Plaza Mayor con sus trallas (una especie de látigos que hacen gran ruido), chiscando las mismas. Las mantillas que cubren las mulillas tienen el escudo de Aranda y la imagen de la Virgen de las Viñas.

Otra tradición muy asentada en los toros de Aranda es 'correr las llaves', el alguacilillo va a caballo y cuando ya ha entregado las llaves de los corrales al responsable de los mismos comienza una carrera a gran velocidad alrededor del ruedo, aproximándose lo más posible a las tablas. La peña del Chilindrón instituyó el premio 'Caballo Valeria' en honor al que comenzó esta costumbre.

Santuario de la Virgen de las Viñas

Situada en un altozano que domina la villa desde el norte, la ermita actual es fruto de una larga génesis constructiva.

Conserva testimonios de diferentes épocas. El más antiguo es su bella cabecera renacentista de delicada bóveda estrellada erigida con el apoyo del obispo Acosta. En 1688, el fervor barroco favoreció la realización de su amplia nave en la que domina la exuberancia de las yeserías de sus bóvedas. Un siglo después, el coronel Pablo Esteban costeó la realización de un camarín y regaló varias piezas artísticas. Ya en la centuria pasada, los accesos experimentaron una importante transformación al construirse, para usos de la cofradía, un edificio alrededor de un patio.

En el interior, destaca la talla mariana, imagen vestida con ricos ropajes que ocultan una escultura gótica. A sus pies puede verse el célebre Mediquín, efigie de finales del XVII que, según la tradición, recuerda a un jovencísimo médico llegado a Aranda en tiempos de una grave epidemia quien, tras remediar a muchos arandinos en tan difíciles momentos, desapareció sin dejar rastro.

También debe llamarse la atención sobre la imagen del Santo Cristo, situada en una moderna capilla a la entrada de la ermita. Esta pieza, de notable calidad, grandes dimensiones y delicada composición de ritmos curvos, ha sido fechada en el segundo tercio del siglo XIV.

Publicado en www.arandaylaribera.es

Programa de Actos

fiestas-virgen-vinas-aranda-duero-8
Procesión con la imagen de la Patrona de Aranda de Duero