semanasantaarandaduero4
El paso de la Entrada de Jesús en Jerusalén en la SEMANA SANTA de ARANDA DE DUERO

La Semana Santa de Aranda de Duero, en la provincia de Burgos, se caracteriza por el espíritu típico castellano de silencio, sólo violado por los clásicos tambores y trompetas. Cinco hermandades y tres cofradías viven la Semana Santa arandina, desde el viernes de Dolores, con el Vía Crucis y el Anuncio de la Semana Santa, al Domingo de Resurrección, con la Bajada del Ángel en la Procesión de Resurrección.

Los primeros indicios de una coordinadora de cofradías en Aranda los tendríamos que buscar en los años cincuenta, cuando la Semana Santa da un giro vital para emprender el camino de transformación y convertirse en lo que hoy es, sin embargo su vida fue muy breve, ya que llegados los años sesenta se empieza a sufrir una crisis generalizada en las cofradías, que provoca su desaparición, así como la de algunas procesiones.

La Coordinadora de Cofradías y Hermandades de la Semana Santa de Aranda de Duero esta compuesta por:

  • Hermandad de la Oración de Jesús en el Huerto
  • Hermandad de Nuestra Señora de la Piedad
  • Hermandad del Santísimo Cristo del Milagro
  • Cofradía del Santo Entierro de Cristo
  • Cofradía del Santo Cristo de la Salud y Nuestra Señora Virgen de la Soledad
  • Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores
  • Hermandad de Jesús Camino del Calvario
  • Nuestra Señora de la Misericordia
fiestas-semana-santa-aranda-duero-1
Cofradía Cristo de la Salud y Virgen de la Soledad de la SEMANA SANTA de ARANDA DE DUERO

La primera procesión tiene lugar el Domingo de Ramos con la procesión de 'La Borriquilla'. El Lunes Santo sale dos imágenes por las calles; el Martes Santo se celebra la procesión de 'El Encuentro'; el Sermón se conmemora el Miércoles Santo, y el Jueves Santo, como no podía ser otro, por ser día de Dolor, se celebra la procesión de 'El Silencio'. Pero los más destacados por la pasión que despiertan son los actos del Viernes Santo, el Sermón y la ceremonia de 'El Descendimiento' y la 'Bajada del Ángel' del Domingo de Resurrección, acto declarado de Interés Turístico Regional.

Una semana con mucha fe y mucha devoción, que sin duda son el alma de la existencia de la Semana Santa en este lugar.

Bajada del Ángel en Aranda de Duero

La Bajada del Ángel de Aranda de Duero es una celebración religiosa católica que tiene lugar el Domingo de Resurrección para recordar la aparición del ángel que anunció a la Virgen la Resurrección de su hijo Jesús; en ella participa un niño disfrazado de ángel que actúa colgado de un cable. Desde tiempo inmemorial viene siendo celebrada por la Cofradía de la Virgen de la Misericordia o de las Candelas, cuyo origen se remonta al siglo XV.​ La ceremonia se lleva a cabo en la fachada sur de la iglesia de Santa María, a la izquierda de la portada, el Domingo de Resurección.

Para comenzar, unos cohetes anuncian la salida de la imagen de la Virgen de la Misericordia por la Puerta del Perdón, en andas y cubierta con un manto negro sobre la cabeza en señal de luto por la muerte de su hijo Jesús. Al mismo tiempo y por la puerta principal de la iglesia, sale también en andas la imagen de Jesús resucitado. A continuación, un miembro de la cofradía de la Misericordia que porta un pendón realiza tres genuflexiones ante cada una de las imágenes y la Virgen es colocada en el centro de la plaza, esperando la Bajada del Ángel.

fiestas-semana-santa-aranda-duero-6

Junto a la iglesia está dispuesta una nube con un gran globo. Se trata de un entramado de madera que simula una nube con una puerta, que, al abrirse, permite ver un globo en su interior. El globo mide aproximadamente un metro de diámetro. Mediante un sistema de poleas, el globo se desliza hacia el centro de la plaza y cuando se encuentra sobre la imagen de la Virgen, se abre por la mitad y de él sale un niño con ropajes de ángel envuelto en confeti y sosteniendo en sus manos dos palomas. A continuación, el niño suelta las dos palomas. Simulando volar quita el manto negro que cubría el rostro de la Virgen, significando el final del luto y la tristeza porque Jesús ha resucitado. Con el velo en sus manos el 'ángel' procede a 'volar' (subiendo y bajando varias veces). Una vez en el suelo, el niño se sitúa bajo las andas llevando el manto negro en una bandeja. El papel de ángel lo representan niños y niñas de corta edad.

Finalmente, se lleva a cabo el reencuentro de la Virgen con su hijo y se celebra una procesión por las calles de Aranda, cuyo recorrido transcurre por las calles La Sal, El Aceite, Plaza Mayor, Béjar, Plaza del Trigo, las Boticas y Plaza de Santa María.​ A continuación la Misa del Domingo de Resurrección es en la iglesia de Santa María de Aranda de Duero.

Publicado en Wikipedia

Origen de la Semana Santa de Aranda de Duero

De la Semana Santa en Aranda de Duero tenemos una buena referencia en la estancia que en 1518 realiza Carlos V a la Villa, según la cronología dejada por el Marqués de Foronda, y que reseña Silverio Velasco 1. La información aportada es escasa. El monarca hizo cantar tinieblas el Miércoles Santo en Santa María por los músicos de la Capilla Real. El Jueves Santo se trasladó al convento de la Aguilera donde permaneció hasta el día de Pascua, volviendo el lunes a despachar las cuestiones reales a Aranda. No se hace referencia a otras funciones de la Semana Santa en la Villa, que por su peculiaridad, de haber sido representadas, hubiesen podido atraer el interés del monarca o de sus cronistas. Este acto de tinieblas se ve reflejado cada año en los libros parroquiales.

Por otra parte, en las relaciones de gastos efectuados para la organización de los diferentes actos que se hacían en este tiempo litúrgico, tampoco vienen a aportar datos relevantes. En los libros de cuentas vemos anotaciones como los 8 reales gastados para la procesión del Domingo de Ramos de los años 1660 y 1661 en 'cuatro cajas de ramos que se traxeron de dichos dos años', o los 3.162 maravedíes abonados por las sogas de colgar los paños del Monumento, pero respecto a las funciones que en estas fechas se hacían para Pascua de Resurrección, la información contenida en los escritos no hace mención alguna, a pesar de lo detallados que aparecen otros actos 2.

fiestas-semana-santa-aranda-duero-5
El Descendimiento de la Semana Santa de Aranda de Duero

Uno de los documentos más interesantes es el libro de Cosas Notables escrito por Juan Martínez de Soto Sancho, cura de Santa María, una de las parroquias más antiguas de la localidad. Conserva una detallada relación de las fiestas y funciones litúrgicas que se realizaban a finales del siglo XVII en Aranda. Concretamente, al referirse a la Semana Santa de 1698 escribe: 'Miércoles y Jueves hay tinieblas, no las hay el Viernes por salirse tarde del Entierro de Cristo… el Sábado Santo hace el oficio también el Señor Cura, y bendice la pila como también hace los oficios' 3.

En el capítulo ocho escribe sobre la función del Domingo de Pascua en estos términos: 'El Domingo de Pascua por la mañana se hace procesión de Resurrección a las ocho. Antes se dieron maitines cantados en el coro. Llévase el Santísimo Sacramento. Lo lleva el Señor Cura en procesión. Antes iba metido en el pecho de la Resurrección del Santísimo y por ir con grandísima indecencia se determinó lo llevase el Señor Cura en las manos, en la Custodia'  4.

Extraído de 'Sobre la Semana Santa y la Pascua en Aranda de Duero'. Autor: Fernando Lázaro Palomino. Publicado en www.cervantesvirtual.com

NOTAS

1 VELASCO, Silverio: Aranda, memorias de mi Villa y mi Parroquia, p. 143.

2 A. D. BURGOS: Libro de Fábrica de Santa María de Aranda de Duero 1625–1664.

3 A. D. BURGOS: Libro de Cosas Notables, Estilos y Propiedades 1698–1834. Capítulo 7, p. 4.

4 Ibídem, Capítulo 8, p. 4.