fiestas-carasses-petrer-1
'Les Carasses' una tradición singular de la villa de Petrer

Una de las manifestaciones festivas más populares del municipio alicantino de Petrer son las llamadas ‘Les Carasses’: grupos de personas disfrazadas con todo tipo de prendas y con la cara cubierta con una tela, máscara o careta

‘Les Carasses’ se reúnen en la Plaza de Baix y evolucionan por las calles de la villa al son de la música interpretada por dulzaina y tamboril y el ritmo de unas danzas particulares. Durante el recorrido los que participan de ‘les Carasses’ se dedican a increpar, satirizar y sobar de forma irreverente y burlesca a los vecinos y vecinas de la población y visitantes que acuden a la fiesta. ‘Les Carasses’ se ‘clavan’ (se meten) con los que las miran.

Esta costumbre parece que llegó a Petrer importada por los nuevos pobladores que, procedentes de otras poblaciones de la provincia de Alicante, en concreto de Castalla, Onil, Ibi, Tibi, Biar, Jijona y Muchamiel, se establecieron en la localidad para repoblar la tierra después de la expulsión de los moriscos, en el siglo XVII.

De hecho aún hoy en muchas de estas poblaciones escenifican danzas y bailes similares: Los Tapados de Ibi, Las Mucarasses de Onil, Las espías de Biar, Las Carasses de Castalla y también aparecen en las Danzas del Rey Moro de Agost.

Parece que la aparición de estos bailes tiene su explicación histórica en el intento de los jóvenes de escapar y hacer mofa de las obligaciones religiosas de una época. Algunos jóvenes, mientras en otra parte del pueblo se hacían actos en honor a la Virgen del Remedio, se divertían disfrazándose y parodiando los movimientos ‘escorsetats’ los que asistían a los actos religiosos.

fiestas-carasses-petrer-4
'Les Carasses' salen a las calles petrelenses desde el siglo XVII

'Les Carasses' han sido prohibidas por las autoridades locales en diferentes momentos de la historia de la villa, la última en 1962, aunque ninguna prohibición ha conseguido erradicar una tradición que, desde el siglo XVII, hace salir a la calle a cientos de habitantes de Petrer para pasarlo bien libremente.

Hoy 'les Carasses' de Petrer salen todos los domingos y festivos posteriores al 7 de octubre a partir de las 5 de la tarde desde la Plaza Baix y recorren el casco histórico con pasacalles y bailes durante alrededor de dos horas para culminar en el mismo punto inicial.  El 'ultim diumenge de carasses’ es cuando se pueden ver más y cuando la fiesta es más animada.

Programa de 'les Carasses' de Petrer

La secuencia ritual del evento comienza siempre a las 12:00 del mediodía, cuando los dulzaineros salen de la Plaza de Baix y dan una vuelta por las calles del pueblo, la llamada ‘vuelta de las muecas’, anunciando que en la tarde habrá muecas.

Después de comer, las carasses y muecas se visten con sus ropas estrafalarias en diferentes casas del centro de la villa. Participan hombres y mujeres, niños y personas mayores, con un objetivo último: vestirse para no ser reconocido.

Cortinas, cubiertas de camas, pañuelos, ropa vieja..., cualquier tela sirve para camuflar la propia identidad e iniciar el juego festivo.

A partir de las 5 y hasta las 7 de la tarde los dulzaineros y tamborileros hacen la misma pasacalles pero con las muecas y llegan a la plaza de la villa.

fiestas-carasses-petrer-4
Los domingos de octubre 'les Carasses' son los protagonistas

Durante el recorrido las muecas se meten con todo el que encuentran, hacen bromas, crítica social y algún numerito. Hay hombres disfrazados de mujeres y viceversa y de vez en cuando golpean a los asistentes con un espolsador inofensivo. Se trata de un juego de insinuaciones entre el público y las muecas que, al fin y al cabo, es un sano divertimento que sirve para burlarse de uno mismo y de la comunidad en la que vive.

En la actualidad, la función social de las Carasses pervive a pesar de que las formas de los bailes hayan sido convenientemente adaptadas a los tiempos. Quizás las Carasses no son como antes, pero es que quizás es mejor que sea así. Quizá no hay unas danzas convenientemente coreografiadas, pero quizás es mejor que las Carasses mantengan uno de sus rasgos distintivos: la espontaneidad.

fiestas-carasses-petrer-3
Liberación pícara y burla satírica con 'les Caresses'.-

La evolución es una característica inherente a determinadas expresiones de la fiesta popular, si la entendemos, también, como un estado de ánimo. Les Carasses permiten la liberación pícara, la burla satírica hacia determinados estamentos de la sociedad local, una transgresión controlada que permite, al mismo tiempo, la aireación festivo de los problemas.

Por Manel Carrera, publicado en www.festes.org