fiestas-patronales-moros-cristianos-crevillent-4
Fiestas de Moros y Cristianos en Crevillent

En la provincia de Alicante, desde la Carretera Nacional 340, o la Autovía A-7 entre Alicante y Murcia, a nueve kilómetros de Elche se encuentra Crevillent. El nombre de esta villa nos trae a la memoria sus afamadas alfombras.

En el último fin de semana de Septiembre y primero de Octubre Crevillent celebra los días grandes de sus Fiestas de Moros y Cristianos en honor a su Patrón San Francisco de Asís, en las que participan seis comparsas por cada bando.

Sus calles aparecen relumbrantes entre tanto colorido de vestuario y abalorios, desfiles y música. Los Bandos Moro y Cristiano toman las calles para deleite propio y de los visitantes. Antes de la esperada semana no falta el Festival Internacional de Danzas Populares, el Intercambio de Banderas y la Proclamación de Capitanes y Bellezas.

Ya en el corazón de las fiestas, entre Desfiles, Entradas y Pasacalles, el Ayuntamiento organiza una Barraca Popular donde no faltan conciertos de grandes nombres. Una visita al Museo de la Festa ayudará a entender a través de trajes, carteles, objetos y fotografías, los entresijos de la fiesta.

Junto a la Ofrenda Floral a su Patrón, un Castillo de Fuegos Artificiales pone el punto y final.

Para no perderselo: Las Entradas

fiestas-patronales-moros-cristianos-crevillent-3
Entrada Mora de las Fiestas de Moros y Cristianos en Crevillent, un espectáculo para no perderse

La Entrada Mora, que tiene lugar el sábado más cercano al 4 de Octubre, festividad de San Francisco de Asís, nos muestran velos, espingardas, vestidos multicolores y bellas sultanas que desfilan por las calles de Crevillent. El pueblo aplaude a Marroquíes, Moros Viejos Tuareg, Benimerines, Beduios, Berberiscos y Omeyas. Los espectadores asisten a la elegancia y la finura del desfilar al ritmo de timbales, y trompetas de los guerreros musulmanes. La calle Blasco Ibáñez se llena de júbilo y alegría, todos los espectadores puestos en pie aplauden cuando hace acto presencia el Capitán Moro.

fiestas-moros-cristianos-crevillente-21
Entrada Cristiana de las Fiestas de Moros de Crevillent. Fotografía: Mª Carmen Sánchez

Al día siguiente, domingo, es la cruz, roja de pasión la que nos ofrece un gran momento: la Entrada Cristiana. Canticos, ruido y fuego nos trasladan a la época de la reconquista. Las comparsas Maseros, Caballeros del Cid, Castellanos, Dragones, Astures y Almogávares muestran las cualidades extraordinarias de l@s fester@s que con paso firme abren el camino al Capitán Cristiano. Explotan en el cielo fuegos artificiales al paso del Capitán Cristiano por la calle Blasco Ibáñez la alegría inunda las calles de Crevillent y el público asistente contempla otro de los grandes momentos de 'La Festa'.

Las Embajadas de las Fiestas de Moros y Cristianos de Crevillent

fiestas-patronales-moros-cristianos-crevillent

Las Embajadas se fundamentan en un hecho concreto, particular y exclusivo de Crevillente. ¿Quiere ello decir que es histórico todo cuanto se dice y acontece en las mismas? ¡Ni mucho menos! Ojalá conociese todo el entramado del suceso, con sus personajes, vicisitudes y detalles, para limitarme a escenificar una página completa de la historia local, sin añadir moda de mi cosecha.

De la historia conocemos breves pero sustanciosas noticias a través de la Crónica de Jaime I, cuyo párrafo 422 figura como lema o texto fundamental de estas Embajadas:

A. El ra'is de Crevillent estaba preso en manos del Rey Alfonso X de Castilla.

B. El hijo del ra'is se entrevista a finales de 1265, en Orihuela, con el rey aragonés, le rinde vasallaje y le entrega los dos castillos de Crevillente, como reacción al cautiverio de su padre.

Pero hay otras cuestiones que se ignoran hoy por hoy, tales como:

C. El encarcelamiento del ra'is; ¿cayó prisionero de guerra en lucha abierta o capturado por golpe de fuerza en una algarada?, ¿estaba cautivo como reo de algún delito o por rebelión o traición?

D. Sobre la liberación del ra'is, ¿se pactó en Orihuela la intercesión político-familiar de Jaime I cerca de su yerno Alfonso X?, ¿se consiguió realmente tal liberación y en qué forma y momento?
Estas preguntas y algunas más que se podrían formular quedan por ahora sin contestación alguna de la historia, aunque tal vez algún día aparezcan nuevos documentos que despejen estas incógnitas.

Cuando la historia calla, el historiador no puede afirmar suposiciones so pena de caer en la falsía, la leyenda o la ciencia ficción. Pero aquí no se trata de escribir historia, que es ciencia humanística relatando e interpretando la realidad del pasado, sino de componer unos textos literarios para unas fiestas alegres, bulliciosas y que tienen mucho de fantasía popular. Y con este fin, y bajo tal punto de vista, sí que es lícito llenar los huecos de la historia con variantes y detalles supletorios que, aun no siendo verídicos, sí sean verosímiles en l contexto de unas circunstancias determinadas y determinantes.

fiestas-moros-cristianos-crevillent-20
Pólvora en los alardos y embajadas de las Fiestas de Moros y Cristianos de Crevillent. Fotografía: decrevillent.com

De tales actitudes y motivos 'inventados por necesidad', he ido escogiendo aquéllos de naturaleza más digna y que mejor cuadraban al desarrollo general de la acción. En tal sentido he contestado las preguntas de los puntos C y D con respuestas que no son históricas pero sí lógicas, posibles y probables en el marco de la historia  real, y  admisibles por una fantasía razonable.

Si los sucesos seguros y verídicos (A y B) y los inventados y verosímiles (C y D) representan la urdimbre o cañamazo fundamental, otras detallas secundarios, localistas, anecdóticos y también inventados constituyen la trama necesaria; y de la contextura de ambas series de elementos se ha formado  el tejido, una especie de alfombra que puede pisar tranquilamente la historia sin menoscabo de su alcurnia ni desdoro de su rigidez científica, y sobre la que pueden desfilar los Moros y Cristianos el talismán de su alegría popular.

Publicado en morosicristianscrevillent.com

Orígenes de las Fiestas de Moros y Cristianos de Crevillent

En el año 1965, un grupo de amigos decidió instaurar en nuestra localidad unas fiestas que por entonces ya se celebraban en numerosas localidades del norte de la provincia de Alicante.

Por tanto fueron las primeras que se instauraron en esta comarca y adyacentes del sur provincial alicantino. Con la inestimable ayuda y dirección del ya mencionado Salvador Doménech Llorens, por aquel entonces cronista de la Asociación de Moros y Cristianos 'San Jorge' de Alcoy, tras jornadas de ensayos y preparativos, a las 5 de la tarde del día 3 de octubre salieron dos 'filaes'* de moros y dos de cristianos, dos formadas por crevillentinos y otras dos por festeros de Alcoy e Ibi, a desfilar por un itinerario previamente establecido, acompañados respectivamente por las bandas 'Unión Musical' de Alcoy y 'Unión Musical' de Crevillent, precedidos ambos bandos por dos jinetes a caballo, Manuel Martínez Montoya y José Antonio Aznar Navarro, que se configuraban como capitanes de ambos bandos. 

fiestas-patronales-moros-cristianos-crevillent-7

Como cuenta el mismo Salvador Doménech: 'El breve desfile pasó como un relámpago luminoso y cautivador en el breve lapso de poco más de una hora, despertando la curiosidad del público primero y arrancando nutridos aplausos después. El colorido, la música, la fantasía y el exotismo de los Moros y Cristianos habían sido el mágico talismán capaz de embrujar el corazón de los crevillentinos y de trocar su inicial escepticismo en la fervorosa adhesión final. El público se relamía de gusto, el desfile le había sabido a poco y se quedó con ganas de más'.

fiestas-patronales-moros-cristianos-crevillent-1

En 1966, desfilaron como tales las dos primeras comparsas crevillentinas, Beduinos y Almogávares, con trajes propios, junto con los Marroquíes, ésta con trajes alquilados, las tres fundadas el año anterior, e igualmente con un grupo de festeros alcoyanos e ibenses. Además hubo capitanes de ambos bandos y tres carrozas. Por otro lado se nos prestó el castillo de Villajoyosa y se interpretó una embajada con fragmentos seleccionados de las embajadas de Alcoy.

fiestas-patronales-moros-cristianos-crevillent-6

En 1967, contamos con dos nuevas comparsas, Moros Viejos Tuareg y Maseros, que desfilan con las otras tres junto con festeros de Alcoy, Villajoyosa, Ibi y Castalla. Se introduce la participación de la mujer y se celebra una procesión festera en honor al santo patrón franciscano. Además se constituye la Asociación de Fiestas de Moros y Cristianos 'San Francisco de Asís', heredera de una provisional Junta de Festejos de Moros y Cristianos, presididas ambas por el entonces teniente de alcalde y concejal de fiestas, Jerónimo Maciá Coves. 

En 1968, desfilan ya nueve comparsas como tales que son, además de las ya citadas, los Astures, los Dragones de San Jorge, los Omeyas y los Berberiscos.

En 1969 se integran las últimas tres: los Caballeros del Cid, Castellano-Leonesa y Benimerines, con lo que se cierra el conjunto de las doce comparsas, seis moras y seis cristianas, que en la actualidad forman nuestra Fiesta y componen la Asociación de Moros y Cristianos “San Francisco de Asís”. 

En un breve lapso de poco más de tres años la Fiesta se había instalado en nuestra localidad con una pujanza y una firmeza digna de encomio, alabanza y aplauso. 

* Filaes: Denominación que se la da, en los hombres, a un grupo de 10/12 componentes de las Comparsas que desfilan en batería, hombro con hombro. Las mujeres, a pesar de denominarse también, filá, desfilan en grupos más numerosos y con pasos de baile y coreografías.

Publicado en morosicristianscrevillent.com

Promo - Año 2019

Promo - Año 2018

Programa de Actos - Año 2019

fiestas-patronales-moros-cristianos-crevillent-9
La fantasía se recrean en los Moros y Cristianos de Crevillent